Enero 2019
LunMarMiérJueVieSábDom
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031   

Calendario Calendario


.:: PRELUDE (1° Parte) ::.

Ir abajo

.:: PRELUDE (1° Parte) ::.

Mensaje por Asaliah Valkreuz el Mar Abr 23, 2013 1:45 am

~ CRYSTAL FOREST ~
.:: PRELUDE ::.
(1° Parte)


Dharien Nightroad 19 de abril a la(s) 2:20

**Dharien sonrió con cierta tristeza mientras bajaba al sótano de su pequeño hogar. Todo estaba abarrotado de libros, pergaminos, rollos de antiguos textos y un sin fin de artilugios extraños de su propia invención. En esa pequeña casa, que en realidad no era tan pequeña pero así la percibía el, había tantas cosas que la vida de cualquier ser no podría ser suficiente para examinarlas todas. Con un último vistazo hacia atrás y hacia arriba, descendió los últimos peldaños de su escalera de piedra, y se sentó en el centro del suelo de ónice puro y pulido, en el cual, ahora con la forma de un hombre encorvado, arrugado, anciano y muy delgado, se preparaba para morir una vez más. **

Rose - Hum... que rapidm me han llamado ahora... -expresó una gélida voy fémina que poco a poco se aproximaba al sitio en donde aquel anciano ahora reposaba poco a poco la silueta de la mujer se formaba hasta quedar frente a frente con aquella anciana figura-

Asaliah Kalidor Throne

**Pasa entre las tinieblas de la noche, se mece suave y rauda por entre los recónditos ángulos de aquella estructura. Su cuerpo se mantiene dañado, muestra grietas de fuego en todo su ser, mas es envuelta por una capa oscura y solo sus cabellos rojizos un tanto mal trechos se ven entre la misma - Veo, hermano mío, que ha llegado tu final... - Tose entrecortado, dejando caer algunas cenizas de sus labios. Aún así se mantiene en calma y una inmaculada sonrisa que nunca se desvanece de su rostro a pesar de las penas. Da los últimos pasos, despliega varias alas que van desde el rojo al dorado pálido, imitando al fuego. Las mismas están un tanto deslucidas, por el agotamiento del antiguo ángel. Se sienta a su frente, dejando reposar sus mantos sobre el suelo, entre blancos, azules y negros. A su vez, sus delicadas manos se posan sobre las manos ajenas, y una tenue luz dorada y cálida envuelven al viejo dragón que se dispone a morir. Comprende, que es una situación habitual en su raza, como lo es en la propia; sin embargo, no puede evitar sentir un ansiosa angustia que nace desde su corazón. Aún así, en todo momento regala a su hermano su mejor sonrisa.**

Dharien Nightroad

**Sonríe a Asaliah y le observa pacientemente, sentándola a su lado y acariciándole las mejillas.- Ya falta poco. Estoy seguro de que voy a recordar esa sonrisa...-Murmura el viejo mientras acaricia los labios de la dama con cariño.- Solo espero que no perturben mi descanso por los pocos días que estaré en un huevo.- Saluda a Rose con una elegante inclinación de cabeza y le dedica una amable sonrisa.- Me alegro que estés aquí también tú.**


Asaliah Kalidor Throne

**Siente la suave caricia sobre sus labios cuarteados por el tiempo, aunque mantiene parte de su juventud y su esplendor. Se pueden ver las finas grietas en los mismos. La sonrisa se torna un tanto mas calma, pero firme entre sus labios - Eso espero, desde que te conocí te has convertido en alguien muy importante en mi vida... - Aferra con su zurda sus manos y desliza su diestra hasta su mejilla con suavidad - Nadie perturbará tu descanso e incubación... Te cuidaré hasta que sea mi momento de morir también... - Murmura al tiempo que sus orbes zafiros, recorren las arrugadas mejillas del antiguo dragón.**

Dharien Nightroad

** - Ya ha empezado...-Murmura el viejo conforme un aura dorada le envuelve sin que él la formule. Lo que parece ser un amplio manto de la seda dorada más suave, fina y delgada posible, empieza a envolver al viejo en varias capas, poco a poco.- Volveré pronto, cielo... - Le susurra a Asaliah, acariciándole las mejillas una vez más, y despidiéndose de Rose con una amplia sonrisa, tomando una de las manos de ella y apretándola brevemente entre las propias.- Gracias... Nos veremos en unos días...- El anciano lentamente queda oculto de la vista y un enorme huevo dorado le envuelve y le encierra, solidificándose en lo que parece ser oro puro cubierto de hermosas escamas doradas, cada una con símbolos diferentes y bellas vetas de lineas carmesís, que se arremolinan como tormentas solidas en el cascaron.**

Rose -Al notar como aquellos seres se comienzan a convertir en lo que pareciere ser una etapa media a un renacimiento la joven de cabellos de plata sólo se queda observando como silenciosa testigo de aquellos acontecimientos su mirada malsana se apaga un poco. Conforme su figura se retrae hasta quedar sentada sobre sus piernas en una especie de pose para meditar y esperar mientras vigila aquel huevo que era la renovación del milenario dragón-

Asaliah Valkreuz Throne

**Sus orbes se abren con algo de pesar y estupor al oír las palabras. Sabe que es momentáneo, que siendo tan antigua, ha visto ir y venir centenares de dragones. Sus manos aferran las del anciano con la fuerza que aún le quedan cuidando no dañarle. Siente entonces la caricia sobre su mejilla la cual es cálida como la de un hermano y fría como la muerte misma, le es imposible no dejar salir una lágrima y que su voz se quiebre - Descansa... Cielo. "Ten buen viaje" - Murmura entre lágrimas tratando de que su voz permanezca entera, dejando que su sonrisa venza a su tristeza. Cierra sus orbes y suelta las manos que hasta hace un rato el anciano sostenía entre las suyas con fuerza. Poco a poco queda mirando las propias, y luego el capullo cerrarse poco a poco. Mantiene su sonrisa hasta el final - Es tiempo de marchar también... - Murmura al tiempo que su cuerpo comienza a agrietarse mas, como si se prendiera fuego de dentro hacia fuera. Sus cabellos se hacen canos y platinados, su semblante cansado. Su aspecto es enfermizo sin embargo permanece estóica ante su hermano un instante mas. Luego de ello reverencia a Rose, y camina hacia las afueras dejando caer cenizas a rojo vivo al suelo y algunas plumas quemadas.**

Icthiel Valkreuz Throne

**Mas a lo lejos de aquel lugar, un hombre de gafas y ojos rojos carmesi observa aquel triste proceso desde el otro lado de un espejo. Esbozando una pequeña sonrisa orgullosa susurra - ya volveré a verte - mas, muscita y se dirige a abrir las puertas caminando tranquilamente para recibirlos del otro lado**

Raziel Kalidor Varulv

*Sobre un arbol a las afueras de aquel sitio la figura peliblanca de Raziel se mostraba tranquilo pero sintiendo como la vida de aquel dragon rapidamente se comenzaria a desvanecer. Un nudo en su garganta se manifestaba rapidamente al sentir como la presencia y mas aun, como la esencia de aquella mujer comenzaba a tomar el mismo rumbo que el de aquel dragon, llevandole a de un salto caer frente a la entrada de aquel pequeño lugar, a unos diez metros de Icthiel esperando la aparicion de la mujer*

Lilian Valkreuz Nebadon

**Desorientada tras tantos acontecimientos, la joven de oscura cabellera y de azulinos ojos, camina por aquel bosque junto al lugar donde yace su madre y su mentor. Su cuerpo estaba débil y no dejaba de llorar aun sabiendo que lo que ocurría en aquel lugar era lo mejor y necesario. Fatigada, cae sentada a la sombra del árbol mas grande del lugar, cierra sus ojos y siente llegar a su dragón verde tornasol, el cual, la envuelve con sus alas y se acomoda a su lado, entregándose como a ella, a un sueño profundo, para así lograr descansar sus cuerpos, y en ella también su mente**

Asaliah Valkreuz Throne



**Camina de modo apacible y lento saliendo de aquella estructura, puesto que sus energías ya no son las mismas, se e denota agotada y con un avance de la edad notorios en su cuerpo que se va debilitando lentamente sintiendo que su ser le pesa. Las alas, permanecen bajas puesto que no puede mantenerles en alto, las plumas deslucidas aún mantienen sus colores vivos, pero un tanto maltrechas. En cada extremidad de su ser, todo se agrieta poco a poco mostrando cual si fueran venas de magma debajo de su piel. Expele cenizas de sus labios y al respirar; un respirar lento y agitado.

La luz se apodera de su rostro agrietado y cansado, hasta que finalmente saca su capucha de entre sus cabellos dejando ver su deslucido y antiguo rostro. - El Sol, siempre tan hermoso y brillante, no importa cuantos años pasen, el sigue brillando - Murmura al tiempo que observa al Cielo, como si se despidiera de sus camaradas al notar una conocida pero extraña presencia, aún con su voz triste y quebrada por la ida de su hermano, aunque temporal le extrañaría en aquel largo y pesado sueño. Al salir encuentra a un nuevo ser, quien reconoce a lo lejos a su hermano y quien ahora es quien le acompaña en tan duro proceso. Jamás le había dolido tanto morir, después de tantos años, la última vez fue en la guerra donde ha dejado a sus compañeros caídos atrás. Pero es tiempo no de girar solo una página, sino de cerrar un viejo y gastado libro donde sencillamente no había mas donde escribir - Raziel... Lamento todo esto, realmente no pensé morir nuevamente frente a ti. Creo que la vida se lo ha cobrado una vez mas, y ahora es a mi a quien le toca marchar al menos un tiempo - Habla entrecortado, no solo por la tristeza de su voz, sino por la arcanidad de su ser.

Luego de ello, observa como su hija Lilian es acobijada por el dragón dentro del palacio, junto a Leialel y Lycaon quienes ya letargan. El palacio donde será la tumba, el cobijo o el altar de cada uno de los habitantes del antiguo reino que poco a poco va muriendo. Sus manos pálidas y agrietadas se posan sobre el cuerpo de aquel primal, tosiendo nuevamente, ya dejando salir una notable cantidad de ceniza volcánica.**

Icthiel Valkreuz Throne

**Mientras tanto, a lo lejos se abre una puerta enorme de madera oscura, Icthiel aparece mirando atentamente a todos y esperando la llegada de Asaliah hasta donde estará su letargo, mas no se mueve de su sitio, ya que su deber es solo esperar a que llegue su maestra para llevarla al descanso. El viento mecía sus cabellos negros, mientras que dejaba caer pétalos de rosas por el aire en símbolo de bienvenida para la serafina, mas no tiene la necesidad de lucir al sol su hoz para llevar a Asaliah hasta el letargo en ello alza la voz diciendo - Bienvenida sensei, espero que el tiempo que pase aquí le sea propicio para descansar un tiempo-. Mas no aparta la vista del dolorido Raziel, sintiendo la misma inquietud que este**

Draysha de Sable

**Lejos de aquel sitio una mujer se mantenía en lo mas profundo del bosque al pie de un gran lago una gran opresión en su pecho la hacer caer de rodillas en el césped sus ojos miran al cielo en una tonalidad dorada, tocando sus hombros aferrándose a si misma unas bellas alas blancas sobresalen de sus ropas desgarrando sus atuendos y dejando escapar de su garganta un sonoro grito desgarrador que viaja en el viento presa de su desesperación y agonía, sus ojos se llenan de lagrimas que se trasforman en sangre resbalando por sus mejillas. La angelical figura lleva sus manos al rostro ocultando su dolor .- no hay mas dolor que el ver partir a los tuyos.......- su voz se quiebra y su aura inunda todo el espacio para hacer llegar su tristeza a la noble dama que dormirá nuevamente**

Malavita Kalidor

**Silenciosa y con la mirada en el horizonte, una figura observa con profunda tristeza, llorando en silencio, con la respiración entre cortada, pero en silencio, algo de aquella visión le recuerda un episodio en su pasado, pero es el presente lo que la entristece, haciendo que llore, grandes lagrimas se escurren de sus ojos, mientras ve como avanza a paso lento su amada hermana, deseaba que fuera mas que un sueño pero sabia que no era así, se mantuvo cerca, pero alejada del resto**

Noah Hakuron Throne

**Con lagrimas en los ojos al sentir como la vida de su madre se desvanece Noah se lanza de inmediato en un vuelo frenético mientras nota el aura angelical de su amada Draysha solo voltea un segundo para seguir adelante deteniendo su vuelo y bajando tranquilamente a un lado del lugar donde descansa su madre

-Mama, hoy empiezas tu descanso... Tanto tu nieta Tsubasa, mi amada Draysha y yo te esperaremos cuando vuelvas a despertar... Mientras tanto - Menciona con un enorme nudo en la garganta y derramando tiernas y tristes lagrimas,con al voz entrecortada -Requiesquiat In Pacce Madre... Te veré pronto-

**Dice dejando caer dichas gotas de dolor para después mirar hacia atrás y recordar el dolor que siente su amada. Brincando de nuevo alcanzando una altura propicia para el vuelo se lanza a una velocidad vehemente y lo hace rápidamente para llegar con ella, aun con el corazón acongojado y decaído observa a su esposa en plena conversión mientras reduce su velocidad mientras cae lentamente 5 metros de su amada**

-Dray- **Es lo ínico que alcanza a decir ya que se queda boquiabierto al ver a su amada en su modo de ángel** -Nunca... Pensé verte así amor- **Comenta mientras se acerca hasta llegar a ella; arrodillándose frente a ella solo la besa tiernamente en los labios limpiando sus lagrimas y mirándola a los ojos le dice** -Te amo y te amare pase lo que pase- **Dice mientras usando sus alas cubre a su amada; así es como eleva su energía de luz para hacer una cúpula la cual los cubre por completo llegando hasta el suelo tal como si se tratase de una sabana la cual los protege físicamente del paso del tiempo**

Raziel Kalidor Varulv

*Observando como la dama se reconforta en sus brazos la estrecha en un calido y suave abrazo sintiendo como su corazon se aceleraba y su garganta manifestaba un nudo que no le dejaba elegir entre llorar, resignarse o simplemente no hacer nada - Es nuestro destino, el poder de los licantropos sigue en mi y es quizas lo que me mantiene aun con vida fisica, pero ten en cuenta algo...mi amada Asaliah .... - esboza una triste sonrisa al tiempo que le observa con detenimiento - en este mundo o en otro mi corazon esta contigo, son dolorosas estas transiciones, pero necesarias...sabes bien que nos volveremos a ver - dice comenzando a caminar con ella en direccion a palacio*

Asaliah Valkreuz Throne


Nox Arcana - Winter's Knight

**El aire se ha comenzado a tornar frío, la noche poco a poco va haciéndose presente, y con la partida del sol, el descanso del serafín de fuego se anuncia de modo sublime. Suenan las campanas en el horizonte, en la torre de una vieja catedral, mas la misma no se puede ver. Como si sonasen desde el mismísimo cielo.

El último vestigio de poder se emana de sus manos ya agrietadas casi por completo, de la misma sale una espléndida luz dorada la vual forma una pesada cruz de oro maciso, con piedras, la cual a su vez tiene en su extremo superior una fina punta, denotandose una lanza característica en los de su rango.

Su mirar se comienza a tornar dorado casi blanco, el azul de las mismas va variando lentamente quedando sus orbes casi sin pupilas. Camina a paso lento, expeliendo humos y vapores, puesto que el cuerpo mortal que le cubre se está consumiento en su fuego vital y eterno que Dios le ha otorgado. Observa a lo lejos al joven aprendiz sin expresión en su rostro, solo en su mirar, puesto que ya no les posible gesticular nada.

Sus trajes se despreden poco a poco, dejando salir inmensas alas rojas, con las que ha nacido, las cuales van perdiendo sus plumas. Dentro del recinto ya se encuentran dos de sus guardianes reposando, por fuera, dentro de los muros, sus hijos recubiertos de aquel largo sueño invernal. Mas dentro entre las sobras reconocer una silueta de alas negras, quiere avanzar presurosa, pero su estado se lo impide.

Finalmente llega al altar, aquella figura imponente y alada extiende su mano pálida y huesuda hasta ella. Se pueden ver finas uñas de marfil en sus dedos delicados. La serafina finalmente la toma y poco a poco sube los peldaños hasta su altar. Morir de pie... Siempre es su deseo, dando batalla aún al momento de morir, no ha aprendido de otra forma, no sabe vivir de otra forma.

Luego de ello, saluda a todos con una suave lágrima, la última la cual se evapora de sus mejillas. Su cuerpo se consume en llamas lentamente, eleva su mirada al cielo con una gran sonrisa, luego mira al frente a los presentes, siempre templada e impoluta demostrando fortaleza hasta el último momento. La última flama se consume. FINALMENTE... La llama de Asaliah ha muerto y ha comenzado el crudo invierno de letargo.**

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Raziel Kalidor Varulv

*Observándole desde la entrada una lagrima leve por su frío rostro, avanzando en dirección hacia donde el rastro de Asaliah se había desvanecido, manteniéndose en silencio por un momento para así voltear a ver a todos susurrando - Ella volverá, debemos prepararnos - dice sonriéndoles con otra lagrima corriendo por su mejilla*

Noah Hakuron Valkreuz

**La distancia que separa a Noah de Raziel es de mas o menos 15 metros mientras mira la tumba de su madrastra** - El tiene razón... Volverá y mas fuerte que nunca- **Dice mientras las lagrimas brotan de sus ojos mientras solo agacha la mirada para después caminar hacia adelante,hacia la tumba de Asaliah depositando una hermosa rosa de color roja se acuclilla frente a la tumba mirando la tierra fresca; tratando de mantenerse en total serenidad solo suspira pesadamente para después mirar el ultimo hogar de su madre**-Requiescat In Pacce Madre- **Es lo único que dice para después cubrir su rostro con la capucha de su gabardina caminando de nuevo hacia el grupo que estaba en el funeral**

---------- ROLL PAUSE ----------

------ ]|✥|[ Neo Era: ~ Crystal Forest ~ ]|✥|[ ------
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Asaliah Valkreuz
Admin

Mensajes : 117
Fecha de inscripción : 15/04/2013
Edad : 33
Localización : Casa Valkreuz - Sede Central

Ver perfil de usuario http://necrystalforest.foroargentina.net

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.